Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

TU MENSAJE MUSICAL por Teresa García Gutiérrez (Oviedo)

Maruchi salió despacio del cuartico. Tuvo que apoyarse un momento en la pared de la cocina para tomar aliento. Se acercó a la mesa donde aún esperaba el desayuno que Matías no había llegado a probar. Durante un segundo no supo qué hacer. Miró fijamente el mantecado intacto, meneó la cabeza y se secó los ojos con la manga. Oyó que el reloj del salón daba las diez, y se acercó a la encimera para girar el dial.

…a nuestros radioyentes de Onda Maragata. Bienvenidos una vez más a “Tu mensaje musical”, el programa donde puedes decir lo que tú quieras y a quien tú quieras, con la ayuda de una canción…

Recogió los platos, que tintinearon al caer en el fregadero de loza. Sintió una extraña paz mientras dejaba correr el agua y enjabonaba con parsimonia una taza. Matías la hubiera criticado por no cerrar el grifo. En un brusco ademán, aumentó la presión del chorro y volvió a sumirse en la tranquilidad de la tarea.

…de Astorga, que quiere dedicarle este “Love me tender” a su compañera de oficina, junto con este mensaje: ¨Julieta, mi Reina de los Albaranes, mi Diosa de las Facturas. Si hiciera inventario de tus virtudes, no acabaría nunca. Que el almacén sea testigo por siempre de nuestra pasión, y sus estanterías se estremezcan bajo la suavidad de tus nalgas. Tu Romeo¨.

Maruchi terminó de fregar, y contempló el patio empedrado a través del ventanuco que Matías colocó allí cuando reformaran con ilusión toda la casa. Había sido poco después de que los niños se fueran. Tenía que llamarles. Llorarían, claro. Pero Lola sabría qué hacer: la funeraria, el seguro… Su hija siempre se manejaba con esas cosas que a ella se le escurrían entre los dedos. Miró su anillo de casada. Qué guapo estaba Mati el día que se lo entregó.

Y seguimos con Mari Luz, de Santa Colomba, que le dedica a su marido un clásico de “Pimpinela” junto con este mensaje: ¨Mati, seamos sinceros: ya no nos aguantamos. Dejémoslo en cuarenta y nueve, y que cada uno viva su vida¨. Vaya, Matías, creo que te toca hacer las maletas…

— Ay, mi amor. Hasta pa morir molestas. Tenías que estropearme la sorpresa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM / Editora: Mercedes G. Rojo

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Solo soy yo cuando siento/ Cuando sueño me transporto/ y cuando escribo regreso ©Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

Masticadores

Libres, digitales, inconformistas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cultura accesible a todas, todos, todes @conejoexistencial

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: