Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Sín título

por Ramón Martínez Gómez (Jerez del Marquesado, Granada)

Sin título

No soy profundo, ni muy leído. Si uno es demasiado culto, no sabe cuándo el bien es bien y el mal es mal. No leo filosofía, sino que leo la vida de primera mano.

Sólo con el sentido de libertad y cierta despreocupación llega uno eventualmente a la aguda, a la intensa alegría de vivir. Al fin y al cabo, siempre las naciones más sanas tendrán siempre realismo e idealismo bien mezclado, bien dosificado. Solo los países o con mucha dosis de idealismo o con mucha dosis de realismo engendran mujeres y hombres excesivamente revolucionados, excesivamente infelices.

 Ya para Confuncio, no es la verdad lo que engrandece al hombre, sino el hombre lo que engrandece a la verdad. El hombre moderno toma la vida demasiado en serio, y porque es demasiado serio, el mundo está lleno de preocupaciones. Si la libertad de ideas es la más actividad de la mente humana, entonces la supresión de esta actividad debe ser lo más degradante para nosotros como seres humanos. Esclavo es el hombre que ha perdido su libertad de pensar o de opinar. Todo gobierno autocrático, cualquiera sea su forma, es, pues intelectualmente retrógrado, lo hemos visto en la Inquisición Española en particular, los políticos o los clérigos miopes pueden pensar que la uniformidad de ideas y de creencias contribuyen a la paz y al orden, pero la consecuencia es siempre deprimente y degradante para el ser humano. Tales autócratas deben tener un gran desprecio por el pueblo cuando proceden a regular los pensamientos y creencias del pueblo. Todo gobierno autocrático ha tratado de confundir la literatura con la propaganda, el arte con la política, la antropología con el patriotismo, y la religión con el culto del gobernante. No hay mayor ladrón que quien nos roba nuestra libertad de pensar. La resistencia del carácter humano y la libertad de la conciencia humana siempre rebotan y golpean al gobernante autocrático. La sociedad ideal para la humanidad no será un mundo racional ni un mundo perfecto en sentido estricto, sino un mundo en que se perciban con certeza las imperfecciones y se resuelvan razonablemente las disputas.

Las libertades las tenemos dentro de nosotros mismos, no son graciosas concesiones de las leyes, de hecho, que importa que las leyes nos declaren libres, si estamos poseídos por vulgares ambiciones y sacrificamos nuestra libertad y aún nuestra dignidad por satisfacerla. Enseñar vale más que gobernar y sacar leyes, el verdadero hombre de Estado es el que se esfuerza por levantar la condición del Hombre. La democracia, no era elegir una vez y someterse luego al elegido, fue mucho más: colaborar con él y seguir eligiéndole día a día. Ahora aquella libertad de elegir, corrompida, se ha transformado en esclavitud bajo el que manda. Asimismo, un pueblo culto es un pueblo libre, un pueblo salvaje es un pueblo de esclavos y un pueblo instruido a la ligera es un pueblo ingobernable. En última instancia el hombre debe ser el punto céntrico de la filosofía, ya como sujeto inteligente, ya como sujeto moral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Solo soy yo cuando siento/ Cuando sueño me transporto/ y cuando escribo regreso ©Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: