Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Los niños del banquillo

por Sonia Solana Fernández (Astorga, León)

A menudo, y más en estos tiempos centrados en mascarillas y pandemias, nos olvidamos de los pequeños héroes que se levantan cada día para ir al colegio sabiendo que van a comer el bocadillo solos en el patio, mientras el resto niños, escasos en esta edad de este tipo de solidaridad, juegan y hablan a su ritmo, sin fijarse en el héroe solitario. Ese mismo héroe, que en algún momento de su viaje infantil bajó de un coche en el lugar donde había quedado con unos amigos, y le dijeron que no querían ir con él y, volvió a su casa, sólo, mientras los otros iniciaban una tarde de chucherías y paseo. Seguramente, previamente, ese pequeño protagonista habría escuchado alguna conversación en la que supo que ya no encajaba con ellos, pero no se atrevió a decirlo, por si decirlo fuera a romperlo.

Nos olvidamos de pequeños valientes, que miran desde el banquillo como otros compañeros, más mayores, más altos o mejores, según decida el profesional, juegan en el campo el deporte que les gusta, el deporte en el que hacen equipo. Esos mismos niños, que aceptan la situación y la decisión del adulto, con una madurez mal entendida, que no es otra cosa que la inmadurez de los años, puesto que ese “maduro” héroe de banquillo se había cortado el pelo con la ilusión de jugar ese día.

Nos olvidamos amigos, que ser adultos solidarios, nos haría más sensibles a las necesidades de todos estas pequeñas personas que están a nuestro cuidado, que disfrutan, y parece que lo hacen de verdad, un día a día que no conocen de otra forma, por el que el resto, adultos y niños, pasan de largo sin fijarse, sin pararse. Un día a día en el que pasan desapercibidos puesto que, su etapa vital, no les permite juzgarlo, no les permite cambiarlo, no les permite decirlo. Simplemente, no es su momento… Algunos, sólo algunos, lo gritarán más adelante.

Nos olvidamos, que la madurez, la profesionalidad o el título del adulto permiten que esto ocurra puesto que el resto de compañeros de juegos son, como los niños del banquillo, sólo eso, niños, y en su niñez, la solidaridad hacia el compañero, la debe enseñar el adulto

Sobre la autora:

Nací en Astorga en el año 1975, soy Licenciada en Biología y actualmente soy profesora. Practico la fotografía, el senderismo y la lectura a partes iguales como forma de vida personal. Este es el primer relato que escribo y presento a un concurso, escribir este pequeño relato me ha servido como terapia en uno de esos malos días que todo pasamos a lo largo del paseo por la vida, espero que también, pueda servir para que todos tomemos conciencia de este tipo de solidaridad a menudo tan olvidada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Solo soy yo cuando siento/ Cuando sueño me transporto/ y cuando escribo regreso ©Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: