Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Ida y vuelta

por Inés Susana Fragassi (Argentina)

Podría no haberme levantado, pero cuando un tenue rasgueo alteró mi sueño, algo me alentó a vencer la desidia y tomar las riendas del asunto para descifrar el enigma.

Recientemente me separé, entonces, dejé mi casa con un jardín enorme y florido, para alojarme en este departamento frente a la estación de trenes. Aunque el espacio es limitado, a mí me queda grande, la soledad nos reduce al misérrimo rincón del desamparo…

Esa tarde había ido a mi antigua residencia, y un poco melancólico, observé que el único que no hacía caso omiso de mi ausencia era Tobi, mi perro… ¡hasta gimoteó cuando me iba! Me lo hubiese llevado, pero en las disputas de las ex parejas, hasta las mascotas padecen las arbitrariedades. ¡Una real batalla de mondadientes!… Lo dejé. No quería echar más leña al fuego.

Comí liviano y me fui a dormir. Inesperadamente, un susurro agudo me despertó. Creí que era Tobi, que con su lealtad férrea, me había encontrado en la mitad de la noche. ¿Me buscaría a mí o también huiría de la prisión abúlica e indiferente?

Sea lo que fuera, bajé a buscarlo, pasmado pero gozoso del encuentro. Su nombre interrumpió el silencio, vibrando en la oscuridad reinante.  Ya no se oía ningún murmullo que indicara su presencia… No desistí. Caminé por tierra, bordeando los andenes. De repente, un bulto cubierto con papeles ignotos, me inquietó. Percibí un leve movimiento. Tomé una caña  y me aproximé temeroso, por si una rata salía al encuentro, o varias…

Conmovido me percaté de un leve quejido, exhausto por cierto, con el que un bebé  pequeñísimo, abandonado, famélico, pedía ayuda lastimosamente, agotando sus débiles suspiros. Enseguida lo arropé con mi bata, mientras llamaba al 911. Las fuerzas de seguridad, acudieron inmediatamente. Los secundé al hospital pediátrico. Era urgente que el niño tuviera la atención y el cuidado que necesitaba y merecía. Luego los acompañé a la dependencia policial para declarar sobre el hecho, claro está, que nada sabía más allá de lo expuesto.

De regreso a mi apartamento, noté que el tamaño se había reducido o que yo me había agrandado. Ahora me resultaba amplio y luminoso, bello y confortable.

En la cocina, imaginé el almohadón azul de Tobi… ¿Por qué no?… A él relajado, agitando su cola. ¡Lo traería conmigo!

Pensé en ese bebé sin madre, y en una mujer desesperada abandonando al niño…Independiente de sus pesares, sentencié que ambos serían felices.

Sentí por primera vez, que rompía la burbuja de autocompasión en la que estaba inmerso. Al fin y al cabo, hay mucho por hacer… y muchos  que lo necesitan.

Sobre la autora:

Soy psicóloga de profesión, periodista y escritora aficionada. Desde muy joven, entendí que la palabra es la expresión privilegiada de los seres humanos, la que nos estructura, nos reúne y también nos diferencia… en síntesis, la que nos hace ser quienes somos.

Escribir para mí siempre fue un placer además de un recurso magnífico para la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Solo soy yo cuando siento/ Cuando sueño me transporto/ y cuando escribo regreso ©Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cine Filosofía Fotografía Literatura Música Pintura

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: