Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

MI ABUELO ME DECÍA QUE ME CALLARA por María Amor García Esteban (Madrid)

MI ABUELO ME DECÍA QUE ME CALLARA

            He vuelo a soñar con mi abuelo. Me decía que me callara; escuchaba y miraba la radio: “Ustedes son formidables”, Alberto Oliveras animaba a la gente a colaborar en la ayuda por no sé qué desgracia que tocaba esa noche.

            De fondo, una música reiterativa y, para mí, aterradora que me obligaba a hablar compulsivamente para combatir el miedo ante monstruos imaginarios que no veía pero que sentía.

            El despertar no ha sido tranquilo, como nunca lo son esos sueños; me encogen en la cama.

            ¡Aquellas cenas interminables en la cocina, al calor del brasero, con luz tenue y mi madre advirtiendo para que estuviésemos quietos porque era miércoles e iba a empezar el programa! Los mayores miraban hacia la pared donde en una palomilla se sujetaba un aparato de radio. El abuelo, más que mirar, giraba la oreja porque oía con dificultad.

            Yo me iba hacia mi madre para sentarme encima y, aunque no hubiera dicho nada, solo con el movimiento, mi abuelo me decía que me callara. Yo le odiaba por eso y le molestaba cuánto podía, sobre todo cuando empezaba la música insoportable. En los días siguientes no respondía a sus preguntas; supongo que le castigaba con el silencio que me imponía en aquellas noches odiosas.

            Recuerdo que el día de mi cumpleaños, cuando cumplí 10, cayó en miércoles y en mi casa, a pesar de que ya había una televisión en el salón, sonó en la cocina aquel sonido que me ponía en guardia y Oliveras contó nuevas desgracias y pidió dinero. Mi abuelo me seguía diciendo que me callara, a pesar de que él ya no oía nada, y volvió como siempre la oreja hacia la pared de la radio. Tomé conciencia de que llevaba media vida cenando aterrorizada un día a la semana. Cumplir años tampoco sirvió para liberarme aquella noche.

            El odio al abuelo había ido en aumento; ya no le dirigía la palabra y cuando pasaba a su lado, interiormente le decía “ojalá te atufe el brasero” y cosas parecidas.

            Un día que intentaba levantarse y no podía; comencé a gritarle y a decirle con gestos que esperara a que viniera mi madre.

¡Y mi abuelo me dijo que me callara!

Entonces, le empujé. La música de Dvorák volvió a zumbar en mi cabeza y a alterar mi equilibrio. Cuando vi aparecer a mi madre, salí corriendo de la casa.

No volví hasta la hora de cenar; afortunadamente no era miércoles.

            Años después escuché la Sinfonía del Nuevo Mundo y me pareció maravillosa pero cuando empezó el 4º movimiento sentí algo parecido al miedo de las noches de mi niñez.


BREVE BIOGRAFÍA

Aficiones: la música y la escritura

Actualmente jubilada, lo que me permite que la actividad fundamental orbite, de un modo u otro, alrededor de la narrativa.

No suelo participar en concursos; esta iniciativa le parece curiosa y diferente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MasticadoresFEM / Editora: Mercedes G. Rojo

"Solo quiero que se me recuerde como una persona que quería ser libre” Rosa Parks

Isabel Alonso Díez

Arte & Activismo

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Buscando el sentido de un instante

Solo soy yo cuando siento/ Cuando sueño me transporto/ y cuando escribo regreso ©Alberto Blanco González

Entre paleras y encinas.

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

Puentes de papel

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

RETAMAS Y CODESOS

Página de literatura, reseñas y poemas

Masticadores

Libres, digitales, inconformistas

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería una sombra de mi misma

David Ortega

Blog literario y filosófico

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Lo irremediable

Cultura accesible a todas, todos, todes @conejoexistencial

Andiñuela de Somoza

Pueblo maragato, perteneciente al ayuntamiento de Santa Colomba.

Versos en la Somoza

Poesía en el umbral de la Maragatería

TAM-TAM PRESS

TRAFICO DE CULTURA / Piensa, crea, actúa, retumba...

Paz Martínez- En son de paz

Algo siempre se mueve cuando los versos conspiran. Carlos Attadía.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: